¡Llegó la feria al pueblo!

La última jornada del Primer Encuentro de Experiencias de Evaluación Participativa de América Latina y el Caribe inició con una invitación a reflexionar sobre las diversas técnicas, herramientas e instrumentos usados en EP.

En una ronda, los participantes debían seleccionar herramientas con las que se sintiesen cómod@s y clasificarlas en distintas categorías: audiovisuales, narrativas, gráficas y escritas, grupales y vivenciales. Luego, entre tod@s intercambiaron sus perspectivas y experiencias con éstas.

En las herramientas narrativas se incluyeron a la sistematización, testimonios, diario, el cambio más significativo, historias desde el futuro, estudios de buenas prácticas, análisis de modos de vida. En función a las herramientas gráficas y escritas, distinguieron a los dibujos colectivos, transectas y mapas, piedras y peces, mapas mentales -de redes, de recursos y de actores-, calendarios, diagramas y matrices

En cuanto a técnicas grupales y vivenciales, l@s participantes propusieron a los juegos de simulación, mapas, sociometrías, grupo focal, mapeos colectivos, reuniones y asambleas comunitarias, línea del tiempo, talleres multifactoriales.

Finalmente, en las herramientas audiovisuales, se centraron en técnicas que incluyen videos y foto lenguaje.

Luego, con la pauta de realizar una escucha activa se invitó a una conversación de café, en la que sobrevoló la pregunta ¿Cuál es el principal desafío que encontramos para que las herramientas e instrumentos en la EP desplieguen toda su potencialidad?

Seguir leyendo

El arte de ser un/a facilitador/a

La Prueba del ocho -prenda en la que se debe dibujar con el cuerpo el número 8- a modo de castigo divertido por la llegada tarde de algun@s de l@s participantes, fue el puntapié inicial para dar comienzo al día que deparaba uno de los módulos más esperados por l@s participantes: “¿A qué nos referimos cuando hablamos de facilitación y facilitadores?”.

En una especie de multiple choice viviente, l@s participantes decidían entre opciones verdaderas y falsas con relación a las matrices de evaluación, preguntas, teoría de la intervención, fuentes y herramientas.

Jorge Chávez – Tafur dio el módulo de facilitadorxs en el que invitó a hacer una introspección -y retrospección- sobre la práctica propia. Con sus relatos, invitó a hacer un recorrido global por las distintas acepciones de facilitación, que iban desde yanapai -que en quechua significa ayuda- a Voorlichtingskunde -que en holandés hace alusión a la ciencia de “cómo iluminar el camino”-. Con nombres diversos, que lejos estaban de tener puntos en común, hizo hincapié en que no era importante ponernos de acuerdo en las denominaciones, sino que lo relevante radicaba en todo lo que ésta abarca: sus contenidos, efectos e impactos.

Seguir leyendo

El aprendizaje como brújula de la Evaluación Participativa

El sol decidió mostrarse con rayos fuertes que invitaban a que lo hiciéramos partícipe de nuestras actividades. Y así fue, iniciamos el segundo día en los jardines del hotel en el que se desarrolla el encuentro. Recapitulamos -y recalculamos- lo presentado durante la primera jornada, con una evaluación que no sólo sirvió como una dinámica divertida, sino que permitió reafirmar que el aprendizaje siempre es mejor cuando se hace en grupo.

El primer bloque de la mañana consistió en la presentación de tres experiencias que tuvieron como eje transversal el aprendizaje como herramienta para el empoderamiento colectivo.

Seguir leyendo

La Evaluación Participativa como llave al empoderamiento. Primer día de encuentro desde la ‘mitad’ del mundo

Con miradas divertidas y sonrisas de bienvenidas, l@s participantes se mezclaron entre acentos, tonalidades y modismos que se referían a un mismo tópico: sus experiencias con la Evaluación Participativa.

Luego de una ronda en la que no sólo hubo una presentación personal y de la institución a la que pertenecen, una pregunta descolocó a l@s participantes: “¿Qué es lo que me gusta de mí?”.

Entre una mezcla de humildad y de no estar acostumbrad@s de hablar abiertamente de sí, tod@s coincidieron en las mismas características: pasionales, intrépid@s, curios@s, sencill@s y dispuest@s a aprender. Es que pareciera que la Evaluación Participativa envuelve a tod@s aquell@s que están dispuest@s a ser disruptiv@s, no sólo en su vida, sino también con todo aquello que l@s rodean.

Seguir leyendo